Cintiló Oficina de Calidad de Vida

Título IX - (Reglamentación sobre el Discrimen)

Las Enmiendas de Educación de 1972 sobre Título IX, es la ley federal que prohíbe el discrimen por género en la educación. La misma establece que: “Ninguna persona en los Estados Unidos, por razones de sexo, podrá ser excluida o excluido de participar en, ser negado de beneficios de, o ser sujeto a discrimen bajo cualquier programa educativo o actividad que reciba asistencia financiera federal “.

Referencia Legal: Enmiendas de Educación de 1972, Título IX y su implementación de su Reglamento contenido en 34 CFR Parte 106 (Título IX).

Además, de las Enmiendas de Educación de 1972 sobre Título IX es política de la Universidad de Puerto Rico en Humacao la prohibición del discrimen en la educación y en la prestación de servicios por razones de raza, color, género, nacimiento, edad, origen o condición social, ascendencia, estado civil, ideas o creencias religiosas o políticas, preferencia sexual, nacionalidad, origen étnico, condición de veterano de las Fuerzas Armadas o incapacidad física.

Áreas temáticas de Titulo IX sobre discrimen por sexo:

Reclutamiento, admisiones y orientación = El Título IX prohíbe a los beneficiarios que ofrecen servicios de formación profesional o de oficio, de posgrado y a las universidades públicas, discriminar por motivo de sexo en el reclutamiento o admisión de estudiantes. El coordinador del Título IX de estas instituciones beneficiarias debe asegurar que no se discrimina por razón de sexo en el reclutamiento y admisiones, mediante la revisión de los materiales de reclutamiento, formularios de admisión, y las políticas y prácticas en estas áreas.

Ayuda financiera = Generalmente, un beneficiario no debe: (a) proporcionar diferentes cantidades o tipos de asistencia financiera, limitar la participación a ese tipo de asistencia, aplicar criterios diferentes, o de otro modo discriminar, por motivo de sexo en la administración de ese tipo de asistencia; o (b) ayudar a cualquier agencia, organización o persona que ofrezca ayuda estudiantil restringida por sexo.

Atletismo = Los reglamentos de Título IX del Departamento prohíben la discriminación sexual en el atletismo interescolar, clubs, o intramuros ofrecidos por una institución beneficiaria, incluso con respecto a (a) los intereses y habilidades de los estudiantes; (b) las prestaciones deportivas y oportunidades; y (c) la asistencia financiera al atletismo.

(a) Intereses y habilidades de los estudiante = Según las regulaciones de Título IX del Departamento, una institución debe proporcionar igualdad de oportunidades atléticas a los miembros de     ambos sexos y dar cabida de manera efectiva a los intereses y habilidades atléticas de los estudiantes.

(b) Beneficios y oportunidades de atletismo = Los reglamentos de Título IX del Departamento y las orientaciones de la OCR requieren que los beneficiarios que operan o patrocinan el atletismo interescolar, clubs o intramuros proporcionen igualdad de oportunidades atléticas para los miembros de ambos sexos. Para determinar si una institución brinda igualdad de oportunidades en el atletismo, las regulaciones requieren que el Departamento considere, entre otros, los siguientes factores: (1) el suministro de equipos y materiales; (2) la programación de partidos y tiempo de práctica; (3) los viajes y viáticos; (4) la oportunidad de entrenar y tutoría académica; (5) la asignación y la compensación de los entrenadores y tutores; (6) la disponibilidad de vestuarios, e instalaciones para practicar y competir; (7) provisión de instalaciones y servicios médicos y para entrenar; (8) servicios de vivienda y comedor; (9) publicidad; (10) reclutamiento; y (11) servicios de apoyo. Estos factores se refieren a veces como la lista detallada.

(c) Ayuda financiera al atletismo = Los reglamentos de Título IX del Departamento especifican que si un beneficiario otorga ayuda financiera a los deportes, incluido becas o subvenciones de atletismo, debe proporcionar oportunidades razonables para obtener dichos premios a los miembros de cada sexo en proporción considerable al número de estudiantes de cada sexo que participa en atletismo interescolar. La asistencia financiera al atletismo a los miembros de cada sexo se puede proporcionar como parte de equipos deportivos separados para los miembros de cada sexo.

Acoso por motivo de sexo = El Título IX prohíbe el acoso por motivo de sexo por parte de compañeros, empleados o terceros que sea lo suficientemente grave como para negar o limitar la capacidad del estudiante a participar o beneficiarse de los programas y actividades de educación del beneficiario (es decir, crea un ambiente hostil). Cuando un beneficiario sabe o debería haber sabido sobre un posible acoso por motivo de sexo, debe tomar medidas inmediatas y apropiadas para investigar o determinar lo ocurrido. Si una investigación revela que el acoso ha creado un ambiente hostil, el beneficiario debe tomar medidas rápidas y eficaces para para poner fin al acoso, eliminar el ambiente hostil, evitar que el acoso se repita, y remediar sus efectos.

Estudiantes embarazadas y con niños = Según las regulaciones de Título IX del Departamento, se le prohíbe los beneficiarios: (a) aplicar cualquier norma relativa a los padres, la familia, o el estado civil que trate a las personas de manera diferente en función del sexo; o (b) discriminar o excluir a cualquier estudiante de los programas o actividades de educación, incluido cualquier curso o actividad extracurricular por motivo de embarazo, parto, falso embarazo, aborto, o período de recuperación de esas condiciones. Las instituciones de educación profesional, superior, posgrado, y las universidades públicas tienen prohibido preguntar o indagar sobre el estado civil de un solicitante de admisión.

Disciplina = Los reglamentos de Título IX del Departamento prohíben a los beneficiarios someter a una persona a diferentes normas de conducta, sanciones u otro tratamiento, tal como la disciplina discriminatoria, por motivo de su sexo.

Educación de un solo sexo = Se prohíbe generalmente que los beneficiario proporcionen sus programas o actividades de educación a los dos sexos por separado, o requerir o negar la participación de los estudiantes por motivos de su sexo, a menos que esté expresamente autorizado por el Título IX o la normativa de aplicación del Departamento. Hay algunas excepciones limitadas, las más importantes se describen a continuación.

(a) Escuelas = Un beneficiario generalmente puede ofrecer una escuela primaria o secundaria no de oficio a un solo sexo según el Título IX solo si se ofrece una escuela mayormente igual a los estudiantes del otro sexo.

(b) Clases y actividades extracurriculares = Los reglamentos de Título IX del Departamento no prohíben a los beneficiarios agrupar a los estudiantes por su habilidad en clases de educación física y otras actividades que se miden según normas objetivas de desempeño individual, y desarrolladas y aplicadas sin tener en cuenta el sexo, o de usar criterios basados en el registro y la calidad de la voz, que resultarían en coros compuestos de un solo sexo o mayormente por un sexo.

Empleo = Según las regulaciones de Título IX del Departamento, generalmente se le prohíbe a un beneficiario discriminar por razón de sexo en el empleo o reclutamiento, evaluación o selección de empleados, ya sea a tiempo completo o parcial.10 Esto incluye los procesos de empleo, tal como reclutamiento, contratación, promoción, remuneración, permisos de ausencia, y beneficios. El beneficiario debe tomar las decisiones de empleo de una manera no discriminatoria, y no podrá entrar en contratos, incluidos aquellos con agencias de empleo o sindicatos, que tengan el efecto directo o indirecto de someter a los empleados o estudiantes a la discriminación por motivo de sexo. Además, los reglamentos del Título IX prohíben discriminar a los solicitantes de empleo por embarazo, estado civil, o por ser padres. Por último, un beneficiario no puede emplear a los estudiantes de una manera que discrimina a un sexo, o prestar servicios a cualquier otra organización que lo haga.

Represalias = Un beneficiario no puede tomar represalias contra un individuo, incluido un coordinador de Título IX, con el propósito de interferir con cualquier derecho o privilegio asegurado por el Título IX. Las represalias contra un individuo por haber presentado una queja de Título IX; haber participado en una investigación, vista o procedimiento de Título IX; o abogar por los derechos de Título IX de otros, también está prohibido. El beneficiario debe garantizar que las personas no se sientan intimidados, amenazados, coaccionados o discriminados por participar en dicha actividad.

Referencia: Guía de Recursos de Título IX, Departamento de Educación de EE.UU. Oficina para Derechos Civiles. abril de 2015

Prof. Julia Alicea Campus

Coordinadora de Título IX

Call Box 860 Humacao, PR 00792

Tel. (787) 850-9320 / (787) 850-9328

Correo electrónico: julia.alicea@upr.edu

 

Carta Departamento de Justicia y Educación EE.UU. sobre Estudiantes Transgénero

>>> EN CONSTRUCCIÓN <<<

Contacto: Teléfono (787) 850-9395 Correo electrónico: calidadvida.uprh@upr.edu

icono email icono facebook  icono youtube

Sometido a la CEE