El enunciado de misión de la Universidad de Puerto Rico está consignado en la Ley de la Universidad de Puerto Rico, Ley Núm. 1 del 20 de enero de 1966, según enmendada. La misión queda definida como la consecución de seis objetivos fundamentales que la Universidad deberá alcanzar dentro de un marco de libertad de cátedra e investigación, a saber:

 

Artículo 2. Objetivos de la Universidad de Puerto Rico. (18 L.P.R.A. § 601)

  • La Universidad, como órgano de la educación superior, por su obligación de servicio al pueblo de Puerto Rico y por su debida fidelidad a los ideales de una sociedad integralmente democrática, tiene como misión esencial alcanzar los siguientes objetivos, con los cuales es consustancial la más amplia libertad de cátedra y de investigación científica:
  • Transmitir e incrementar el saber por medio de las ciencias y de las artes, poniéndolo al servicio de la comunidad a través de la acción de sus profesores, investigadores, estudiantes y egresados.
  • Contribuir al cultivo y disfrute de los valores éticos y estéticos de la cultura.
  • En el cumplimiento leal de su misión, la Universidad deberá:
  • Cultivar el amor al conocimiento como vía de libertad a través de la búsqueda y discusión de la verdad, en actitud de respeto al diálogo creador.
  • Conservar, enriquecer y difundir los valores culturales del pueblo puertorriqueño y fortalecer la conciencia de su unidad en la común empresa de resolver democráticamente sus problemas.
  • Procurar la formación plena del estudiante, en vista a su responsabilidad como servidor de la comunidad.
  • Desarrollar a plenitud la riqueza intelectual y espiritual latente en nuestro pueblo, a fin de que los valores de la inteligencia y del espíritu de las personalidades excepcionales que surgen de todos sus sectores sociales, especialmente los menos favorecidos en recursos económicos, puedan ponerse al servicio de la sociedad puertorriqueña.
  • Colaborar con otros organismos, dentro de las esferas de acción que le son propias, en el estudio de los problemas de Puerto Rico.
  • Tener presente que por su carácter de Universidad y por su identificación con los ideales de vida de Puerto Rico, ella está esencialmente vinculada a los valores e intereses de toda comunidad democrática.

 

La Ley de la Universidad no especifica un enunciado de visión, pero el mismo emana de su texto de manera contundente. Fue, por tanto, parte del proceso de planificación para este periodo el elaborar un enunciado de visión a tono con la Ley de la Universidad y el insumo de los sectores que participaron en la elaboración del Plan Estratégico de la Universidad de Puerto Rico 2016-2021.

 

Universidad de excelencia y proyección global comprometida con el pueblo de Puerto Rico mediante un quehacer transformador en la docencia, investigación y servicio en las diversas  ramas del saber humano.

La difícil situación fiscal que atraviesa Puerto Rico afecta inevitablemente a la Universidad porque incide en su solvencia y, por ende, en todo su quehacer. No obstante, el proceso de planificación estratégica llevado a cabo partió de la premisa de que la Universidad, como principal centro docente, tiene la capacidad de afrontar el reto fiscal a la vez de preservar la calidad de sus programas e incursionar en nuevas modalidades académicas que permitan su crecimiento. La tríada de la solvencia, la calidad y la innovación resume el reto, probablemente uno de los mayores enfrentados por la institución. Así pues, el plan atiende asuntos estratégicos obligados para toda institución de educación superior (innovación académica, investigación competitiva, éxito estudiantil, situación fiscal) y otros que representan oportunidades de crecimiento, vínculo con la comunidad y proyección global (aplicación de la tecnología, educación a distancia, responsabilidad social e internacionalización).

 

El plan es suficientemente específico para ser efectivo, a la vez que amplio para poder servir de marco para los planes estratégicos de las unidades, en los que se verá la riqueza de actividades y estrategias y el peritaje de sus recursos humanos. En armonía, justa prioridad de metas y compromiso de todos, el conjunto de planes estratégicos viabilizará la pertinencia y sobrevivencia de la Universidad.