El análisis del ambiente interno provee información vital para el proceso de planificación estratégica. Permite identificar las fortalezas y debilidades de la institución, para relacionarlas con las oportunidades y retos que enfrenta. Las fortalezas y debilidades se refieren a las capacidades que tiene la organización al momento del análisis, mientras que las oportunidades y retos se refieren a las características del ambiente externo relevantes para la institución. Los elementos internos y externos están íntimamente relacionados entre sí y el análisis de su vinculación permite identificar los asuntos estratégicos que la institución debe atender. Se espera que los asuntos estratégicos tomen ventaja de las fortalezas y oportunidades mientras minimizan o superan las debilidades o retos (Bryson, 2011).

El análisis del ambiente interno se llevó a cabo a partir de dos procesos articulados:
(1) Evaluación de los indicadores de logros de la Agenda para la Planificación de la Universidad de Puerto Rico 2006-2016, Diez para la Década, que incluyó el análisis ponderado y consensuado de estos indicadores desde la perspectiva de un grupo de expertos en evaluación y planificación institucional de la UPR, constituido por representantes de las Oficinas de Planificación e Investigación Institucional (OPII) de las once unidades del Sistema de la UPR y (2) Exploración de la perspectiva de la comunidad de la UPR, en función de los hallazgos obtenidos de una encuesta realizada a sectores de la comunidad. Otros aspectos considerados están relacionados a las acciones dirigidas a la optimización de los recursos que la Universidad tiene disponibles, en acorde con las disposiciones para alcanzar una reestructuración académica y administrativa estructurada y eficiente, según establece la Certificación Núm. 145 (2014-2015) de la Junta de Gobierno. En la etapa final de este proceso se recibió el Informe del estudio encomendado por la Junta de Gobierno a la Association of Governing Boards of Universities and Colleges (AGB) titulado Building a Sustainable University System: A Program of Change for the University of Puerto Rico (2016). Este informe constituye una referencia adicional disponible para la comunidad universitaria. El proceso de análisis del ambiente interno fue iniciado por CEPE en agosto del 2015 y culminó en febrero de 2016 con la identificación de los asuntos estratégicos y la revisión posterior del alineamiento de los asuntos estratégicos con las metas y objetivos.

Fortalezas

 

  1. La Universidad posee reconocimiento mundial por su labor en investigación.  Ocupa la primera posición en la generación de investigación en Puerto Rico y una posición alta en Latinoamérica e Iberoamérica. Asimismo, a partir de las publicaciones en revistas arbitradas y citadas, se ubica en el tercio superior entre alrededor de 3,000 instituciones clasificadas con respecto a este indicador.
  2. La gran parte de los programas susceptibles de acreditación profesional ostentan la misma. El proyecto de acreditación de programas iniciado hace aproximadamente 10 años, ha sido institucionalizado exitosamente.
  3. Los estudiantes admitidos a la UPR poseen cualificaciones excepcionales.  Por ejemplo, tienen una ejecución en las pruebas de admisión universitaria superior a los estudiantes del país y el promedio general de escuela superior de los estudiantes admitidos al sistema en el 2015 fue de 3.61.  La ejecución de los egresados en los exámenes de reválida indica que los estudiantes poseen el dominio de las competencias pautadas para la práctica profesional.
  4. La UPR se destaca por la calidad de su facultad. Ha habido un incremento en la cantidad de miembros de facultad con formación doctoral. Entre un 60 y un 70 por ciento de la facultad ostenta dicho grado académico.
  5. La calidad, rigor y diversidad de la oferta académica, constituyen características sobresalientes de la Universidad.  En esta se ofrecen 449 programas académicos conducentes a grado, de los cuales aproximadamente 90 son únicos en Puerto Rico. Asimismo, las políticas de la UPR demuestran el alto compromiso institucional con el rigor académico de sus ofrecimientos a través de la creación, revisión y continua actualización de su oferta académica. Este compromiso incorpora el avalúo y el mantenimiento de la calidad y el acceso a recursos esenciales para la educación y la producción de conocimientos tales como bibliotecas, institutos, museos y espacios para la práctica y desarrollo de destrezas.
  6. La UPR es una institución de prestigio.  Como tal, es invitada a participar y acoge encuentros de alto reconocimiento internacional.  Asimismo recibe distinciones que destacan su labor académica y de producción y difusión del conocimiento.  Es reconocida como aliada de instituciones y universidades de prestigio en Estados Unidos, el Caribe, Latinoamérica y Europa para la gestión de proyectos comunes.
  7. El servicio a Puerto Rico en proyectos de impacto social que implican una gran diversidad de áreas de conocimiento, ha sido notable a través de la historia de la Universidad. En concordancia con el pacto social que establece su misión, la institución se ha caracterizado por ofrecer servicios en múltiples áreas, incluyendo trabajo comunitario; investigaciones con proyección social; gestión cultural y estética; servicios directos de salud y asesoramiento, entre otros.

 

Debilidades

 

  1. Carencia de monitoreo sistemático de los cambios; respuesta reactiva al cambio.
  2. Recursos económicos: no están claramente vinculados a la misión ni a las prioridades institucionales; el proceso presupuestario no se comunica ni está claramente definido; limitaciones presupuestarias; reducción en recursos y donativos externos para apoyo a la investigación.
  3. Recursos tecnológicos: Uso de la tecnología de información de forma eficaz y proactiva para el manejo de recursos, agilizar procesos administrativos y demostrar cumplimiento con la misión; desarrollo limitado del uso de las tecnologías en la academia: programas académicos, desarrollo de facultad y educación a distancia.
  4. Necesidad de mejorar los procesos de rendición de cuentas, incluyendo: evaluación de empleados, avalúo del aprendizaje, evaluación de programas no acreditados, y el acceso e integración de datos y de información pertinente, actualizada y confiable.
  5. Vulnerabilidad de la institución ante los cambios políticos.
  6. Redundancia administrativa y académica.
  7. Limitada oferta académica para estudiantes no tradicionales.
  8. Tasa de matrícula baja en algunas unidades y tasa de graduación baja comparada con la tasa promedio de instituciones pares en Estados Unidos.
  9. Baja satisfacción estudiantil con relación a información y servicios en línea, servicios de apoyo, procesos administrativos y procesos reglamentarios claves.
  10. Escasez de recursos humanos cualificados para desarrollar, implantar y apoyar sistemas de información; cambios continuos dificultan el acceso, uso y transparencia de la información para toma de decisiones informadas.