¿Qué debo estudiar?

Hoy, precisamente mientras navegas este portal, sabes que has llegado a una encrucijada que te requiere tomar decisiones. Y no es tan fácil como parecería. Si tienes muchos talentos -como seguramente es el caso- es difícil saber a ciencia cierta cuál o cuáles de ellos debes cultivar con especial dedicación.

Dos consejos: en primer lugar, no pienses que las decisiones que tomes al solicitar admisión a la universidad son irreversibles, siempre podrás revisar tus decisiones y hacer modificaciones en tus planes.

En segundo lugar, antes de tomar la decisión puntual de escoger un programa académico, tómate un tiempo para reflexionar. Pregúntate dónde crees que te gustaría estar dentro de diez años.

¿Qué tipos de actividades te producen un placer parecido al que siente un niño cuando juega?¿Qué tipo de esfuerzos estarías dispuesto a hacer aunque no te pagaran? ¿Cuáles son tus talentos y habilidades más sobresalientes? ¿Te gusta estar al aire libre o prefieres los interiores? ¿Eres particularmente sociable o prefieres pasar largos ratos a solas? ¿Cuáles son tus mayores curiosidades? ¿Te interesa comprender cómo funcionan las cosas o prefieres plantearte el reto de construir algo y hacer que funcione? ¿Eres más bien filosófico y sientes inclinación por comprender el significado de las cosas? ¿O acaso tu interés principal gira en torno a las artes? Comparte tus reflexiones con tus amigos, tus padres, maestros y consejeros.

Una vez te hayas formado una idea bastante clara de dónde querrías estar dentro de diez años, comienza a indagar sobre los posibles caminos que conducen a ese lugar. Eso son los programas académicos universitarios: caminos que nos conducen a posibles futuros personales y profesionales. Por supuesto, se trata de caminos que, independientemente de su destino, tienen valor propio y que, como tendrás ocasión de comprobar, ofrecen grandes satisfacciones.

Explora los once recintos de la Universidad de Puerto Rico. Cada uno de ellos tiene su propia personalidad. En cada uno, se ofrecen programas académicos únicos en la UPR -y hasta en el país-, mientras que también se ofrecen programas compartidos. La decisión de cuál recinto seleccionar depende de varios factores.

No sólo depende del área del conocimiento que desees explorar, sino también de tu personalidad, de tus gustos particulares y de tus circunstancias familiares, entre otras consideraciones.