Por Javier Valentín Feliciano (javier.valentin@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 11 de marzo de 2016

Con el fin de provocar un intercambio académico y empresarial entre catedráticos, agrónomos y agricultores sobre la realidad alimenticia del país, el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) llevó a cabo la Cumbre Agrícola: Situación y perspectiva del sector agroalimentario de Puerto Rico. La iniciativa estuvo organizada por el Servicio de Extensión Agrícola, adscrito al Colegio de Ciencias Agrícolas (CCA).

No es la primera vez que se realiza esta iniciativa, la última Cumbre Agrícola se realizó hace aproximadamente 30 años, y a partir de ese evento se definieron y se acordaron políticas importantes en esta región.

“Esta actividad la organizamos con el fin de generar un espacio de diálogo que nos permita discutir dónde estamos y hacia dónde va nuestra agricultura. Básicamente, desde lo que es la educación de los profesionales hasta los empresarios agrícolas, incluyendo a las agencias de gobierno relacionadas con la agricultura”, sostuvo el doctor Raúl Macchiavelli, decano del CCA.

Como invitada especial estuvo la doctora Myrna Comas Pagán, secretaria de Agricultura, quien habló sobre la política pública y el Plan de Seguridad Alimentaria que promueve su agencia.

“En este encuentro, el Departamento de Agricultura hizo una rendición de cuentas sobre lo que se ha trabajado por el desarrollo agrícola del país. Además, estaremos aquí escuchando aquellas recomendaciones que tiene el sector académico, el sector de investigación, el sector privado y la banca, por el bienestar del desarrollo agrícola y por el aumento de la seguridad alimentaria del pueblo de Puerto Rico”, manifestó la Secretaria.

Agregó que, dentro de la agenda gubernamental, la agencia promueve el Plan de Seguridad Alimentaria (PSA) que toma en consideración los recursos agrícolas nacionales que están disponibles, tales como: las piedras, los suelos, el agua, la mano de obra, el capital, los incentivos que puede otorgar el Departamento y otras agencias afines, así como el financiamiento, agregó.

Según Comas, la implantación del PSA generó un total de 7,500 empleos en el campo de la agricultura y aumentó el ingreso bruto agrícola en 24 por ciento de $ 739 a $ 919 millones. Además, con el fin de realizar un pase generacional, ya que la mayoría de los agricultores tenían más de 60 años, implementaron programas educativos, al igual que la aprobación de leyes para promover la educación agrícola en todos los niveles escolares de las escuelas públicas del país. Uno de los proyectos principales es Agro-Juvenil, en el que los jóvenes visitan las escuelas públicas y privadas para enseñarles a los niños a desarrollar huertos, al mismo tiempo que promueve la importancia de la producción agrícola.

Por su parte, la doctora Gladys González Martínez, catedrática del CCA, tuvo a su cargo la presentación: La agricultura como alternativa para la crisis económica del país.

“La agricultura se puede considerar como una alternativa idónea para la crisis económica por la que atraviesa Puerto Rico desde hace diez años. Expongo algunas de las ideas que hemos estado enseñando durante el curso de nuestra vida profesional y explicando un poco lo que es la crisis y cómo en ese contexto, la agricultura puede aportar y puede contribuir para que crezca el producto interno bruto de Puerto Rico”, afirmó.

Agregó que en ese sector agrícola, se ha registrado un crecimiento, a diferencia de algunos sectores de la economía que se encuentran deprimidos y en disminución. La agricultura ha tenido un resurgir en los jóvenes, ya que se interesan mucho más en esa área de estudios. Además, se ven más agroempresarios surgiendo también y se debe a que el gobierno ha tomado una función mucho mas activa en proponer a la agricultura como alternativa viable, destacó.

Sin embargo, ante la pregunta sobre qué nos resta por hacer para mejorar la agricultura conjunto con la economía, señaló la catedrática que falta seguir educando al pueblo sobre este tema, ya que sin la finca, no hay producción de alimentos y toda la economía se puede desmoronar.

En relación con el mismo tema, Prensa RUM entrevistó al agrónomo Douglas Candelario, egresado colegial, quien ofreció una evaluación sobre la situación agrícola en Puerto Rico.

“Creo que lo que está pasando en este momento en el campo agrario es maravilloso. Hemos visto cómo todo el pueblo agrícola, los profesionales de la agricultura, los agricultores productores y los empresarios han respondido al llamado que se le ha hecho para ver la realidad de nuestra agricultura en actividades como esta. Una casa llena, un salón abarrotado, no se imaginaban esto hace un par de décadas”, expresó.

Añadió que Puerto Rico cuenta con una agricultura floreciente, ya que los profesionales en ciencias agrícolas están conscientes de todo lo que tienen que hacer para mejorar la industria, así como mejorar la situación económica del país.

En cuanto a la crisis que atraviesa a la isla  hace más de diez años, el invitado considera que la agricultura ha realizado una gran aportación, no solo en términos monetarios, sino en términos de sustento, ya que podemos producir nuestros propios alimentos. De esa manera, la industria agrícola se ubica dentro de una perspectiva ganadora.

“Si un pueblo no tiene agricultura, si su base agrícola no está fuerte, si tiene que depender de 150 países para su sustento, está en precaria. La veo en uno de sus mejores momentos. La producción de 37 millones de libras de tomates en este periodo de meses hasta abril, es maravillosa. La calidad de lo que se está produciendo y los profesionales que están ahora engrosando la agronomía en Puerto Rico, la presencia de muchos productos agrícolas en cadenas multinacionales, todo eso es loable y realmente es esperanzador”, indicó.

A la actividad asistieroalrededor de 300 personas que incluían a: académicos, agricultores, agrónomos, comerciantes y estudiantes.