Esperanza a la vida en el RUM
Por Rebecca Carrero Figueroa
Especial para UPR Informa
upr.informa@upr.edu

La jornada es complicada. Durante el transcurso, la intriga se apodera de una mujer, y se hace parte esencial de su día a día hasta que, finalmente, se cumplen las semanas para traer al mundo una nueva vida. Se trata del embarazo y de las vivencias que se consolidan mientras se aguarda la llegada del bebé. Sin embargo, y a pesar de lo que representa el proceso, no todas las féminas cuentan con la empatía, el amor, la paciencia y el cuidado necesarios.

Con el fin de apoyarlas y brindarles la atención que requieren, se celebró por quinto año consecutivo el Proyecto Esperanza a la Vida, que forma parte del curso Cuidado de Enfermería de la Madre y el Niño I (ENFE 4001). El esfuerzo, dirigido a las estudiantes, profesoras y empleadas no docentes embarazadas del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), ha contado con una gran acogida desde que se institucionalizó.

Así lo dejó saber la profesora Ana C. López Avilés, catedrática asociada del Departamento de Enfermería y fundadora de la causa.

“Ha sido bien recibido en la universidad. Lo empecé hace cinco años y era solamente con estudiantes de aquí y ahora contamos hasta con personal administrativo. Ha sido tan aceptado, que tengo alumnas embarazadas que participan por segunda, tercera o cuarta ocasión. Ahora culminamos los trabajos de hace tres meses y siempre hacemos una presentación del proyecto, una actividad donde confraternizamos”, indicó.

La actividad contó con la muestra artística de la Tuna de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo (UPRA), quien deleitó al público con varios números musicales. Asimismo, el consejero Hernán Méndez, recurso del Departamento de Servicios Médicos, motivó a los presentes con una dinámica.

La iniciativa, que se realiza en memoria a la partera y profesora Esperanza Rivera, nutre constantemente a los encargados del proyecto. Como aseguró López Avilés, “ella era nuestro eslabón”. Es por eso que su gesta impulsó a combinar los requisitos del mencionado curso con el esfuerzo. Desde ese entonces, y con el uso de las tecnologías disponibles en el Colegio, esta población se beneficia desde hace una mitad de década de los estudios requeridos para auscultar al bebé, así como de diversas charlas y conferencias que las invita, entre otras cosas, a organizarse con relación a sus estudios y cuidar su estado de salud mental.

“A mí me ha gustado mucho porque me han ayudado a sobrellevar el estrés y aprender cosas sobre el bebé y cómo cuidarme durante el embarazo, así como a lidiar mejor con todo el proceso y cómo poner mis prioridades primero”, aseguró Jaileen Marie Mercado Ruiz, quien cursa su segundo año en Artes Plásticas.

La joven, manifestó que, aparte del amparo recibido por los organizadores, también ha contado con el de su familia. Esta añadió que, una vez su hijo nazca, estudiará dos días a la semana para poder dedicarle tiempo. Luego, tomará clases en la sesión de verano, y, cuando regrese el próximo semestre, aumentará la carga académica una vez el pequeño “esté más fuerte y saludable”.

Entretanto, cabe recalcar que, un selecto grupo de pupilos voluntarios, colabora, encarecidamente, con esta propuesta desde que tomaron el curso, ya que la idea los marcó desde el inicio. Estos sostuvieron que la transformación personal se ha hecho evidente a través del enriquecimiento profesional y espiritual que reciben.

El prestigio de Esperanza a la Vida ha generado interés en los profesionales de la salud puertorriqueños. De hecho, la profesora López fue invitada al tercer Congreso de Enfermería y al vigesimosexto del Grupo de Profesionales de la Enfermería de Centroamérica y del Caribe, ambos en el Sheraton de San Juan. Allí, la catedrática tuvo la oportunidad de presentar un afiche sobre la hazaña.

Si desea colaborar, puede escribir a mariadelcarmen.cortina@upr.edu, así como comunicarse al 787-647-1606 o 787-433-8956.

Los estudiantes del curso ENFE 4001 se enriquecen profesionalmente al educar a las embarazadas.

Las jóvenes reciben charlas educativas para sobrellevar mejor el proceso del embarazo.

El consejero Hernán Méndez, del Departamento de Servicios Médicos, ofreció una charla motivacional.

Fotos suministradas

 

Noticias